El Año Santo Lebaniego se celebra, por bula Papal, los años en que la festividad de Santo Toribio coincide en Domingo.

Jerusalen, Roma, Santiago de Compostela y Santo Toribio de Liébana, son los únicos lugares del mundo que pueden celebrar el Año Santo. Por esta razón, alcanzar la gracia jubilar, miles de peregrinos llegan a Liébana desde diferentes puntos del planeta.

El ritual a seguir comienza con la entrada de los peregrinos a traves de la puerta del Perdón, que se abre solo en año jubilar. Despues de la oración se celebrá una eucaristía que concluirá con la bendición solemne con la Santa Cruz y la adoración de la misma.

Puerta del perdon

Durante la celebración del Año Santo se celebrán en Liébana diferentes actos religiosos y culturales. Todo ello unido a la belleza de Liébana, dan como resultado una mayor afluencia de visitantes.

Sin duda la celebración del Año Santo es un motivo más para acercarse a conocer uno de los enclaves más bellos de Cantabria.

Lignus Crucis